Sistema 
Iturzaeta
 
El modelo Iturzaeta, que desplazó al tradicional de Torío de la Riva, demasiado rígido, terminó por imponerse en la escuela.  
 
José Francisco de Iturzaeta, calígrafo e Inspector general de Enseñanza, fijó el canon de la letra bastarda, que se instituyó como letra nacional y fue mandada seguir por los maestros por una disposición gubernativa de 1838, reiterada en 1848.
Las escuelas dispusieron del Arte de escribir la letra bastarda española y de la correspondiente Colección de muestras del autor.